Curiosidades

¿Cuantos tipos de Tipos de pendientes y piercing hay para la oreja?

pendientes

Los pendientes son complementos básicos para toda clase de look de temporada. Son necesarios para determinar el estilo de quien los utiliza y aportan un toque muy primordial a todo outfit. Actualmente hay diferentes tipos de pendientes y puede ser complicado elegir uno que se ajuste a las pretensiones de la persona. Pero nosotros en el blog de José Daniel Barquero vamos a ayudarte a escoger.

No alcanza con dejarse llevar por los modelos que están de moda o las tendencias de la temporada, sino que hay que elegir unos que sean favorecedores y prácticos de llevar. Y sucede que los pendientes tienen la posibilidad de clasificarse de muchas maneras: según el tipo de pendiente y el cierre, pero además es viable escogerlos según la forma del rostro.

Pendientes de aros

Los pendientes de aros están popular ya hace décadas; jamás acaban de irse y tienen la opción de reinventarse las ocasiones que sea primordial para continuar siendo inclinación. Los pendientes con forma de aro, llamados además argollas o arracadas, tienen forma circular; pero además es viable encontrarlos en formas cuadradas, triangulares y con otras figuras como estrellas y corazones, entre otras cosas.

Pendiente de botón

Estos son muy minimalistas y se pegan completamente a la oreja. Son muy distinguidos y tienen la opción de ser versátiles y poder usarse para un look del todo el tiempo, pero además para eventos y celebraciones importantes. El cierre de estos pendientes es a presión, pero además se les puede usar a forma de piercing para el cartílago de la oreja.

Alargados

Estos, como su nombre sugiere, tienen una longitud particularmente extendida. Son muy sofisticados y llenos de estilo, pero tienen que usarse con cautela si no se quiere recargar el look; para usar esta clase de pendientes es importante unir perfectamente la ropa y el peinado con los pendientes. A estos son conocidos como además de filigrana.

Tipos de piercing

Además de los pendientes habituales, además hay una ordenación para los piercings. Actualmente hay varios tipos que se colocan en diferentes partes de la oreja como el cartílago. Los piercings frecuentes son:

pendientes
  • Hélix y antihélix.
  • PIercing oreja conch, que se ubica en el interior.
  • Antitragus y tragus, que es un pendiente para la oreja, en la región del cartílago; este se destaca por sobresalir de la oreja.
  • Piercing snug.
  • Caracola.
  • PIercing daith y rook.

Escoger los tipos de pendientes por su cierre

Los tipos de pendientes además tienen la posibilidad de clasificarse en virtud de su cierre. La manera en la que unos pendientes se cierran es importantísimo ya que esto establece qué tan práctico es el accesorio.

Tuerca

Los pendientes de tuerca o de tornillo son de los más frecuentes y acostumbran usarse con continuidad en las pequeñas pequeñas. En estos, el perno que es el que une al pendiente con la tuerca, pasando por la oreja, se tapa por una tuerca sin que el radical del mismo sobresalga.

Cierre de gancho

El cierre de gancho o cierre hippie es el más clásico para los alargados, los que sobresalen abajo del lóbulo. Estos son prácticos de usar, pero es considerable tomar en cuenta el peso del accesorio, ya que, de ser muy pesados, tienen la posibilidad de tirar de la oreja hacia abajo.

A presión

Estos pendientes son realmente fáciles de poner, además de prácticos y con un ajuste óptimo a la oreja. Necesitan que este sea bueno, pues de lo opuesto podrían caerse. Los pendientes de enlace se cierran a presión.

Cierre omega

Esta clase de pendientes son los más seguros, ya que su cierre impide pérdidas. El cierre omega se utiliza para pendientes que tienen muy peso y un tamaño más grande. No se sugiere para personas que tengan sensibilidad en la oreja, ya que el ajuste podría ser fastidioso hasta que la oreja se acostumbre a esta clase de mecanismo.

pendientes ballestilla

Los pendientes con cierre ballestilla, llamado además catalán, resaltan por su seguridad y enorme sujeción, pero además son muy prácticos de usar.

Cierre de imán y clip

Los que usan un cierre de imán no necesitan de perforación en la oreja, ya que el accesorio queda fijado a la oreja por medio de imanes. Los pendientes de clip no son iguales a los de imán, pero el mecanismo es muy parecido; la distingue es que los de clip tienen la posibilidad de ocasionar inconveniente en la oreja y no se sugiere utilizarlos por largos ciclos de tiempo.

Puede que también te guste...